Seleccionar página

Protocolo

Vestimenta

PROTOCOLO DE VESTIMENTA PARA HOMBRES EN UNA BODA

Bueno, en este caso, como en el tema de organizar las mesas  y a los invitados, hay un amplio margen. Ya no se cumplen estrictamente las normas de vestimenta como hace algunos años, excepto que se trate de una boda muy formal y en la que de antemano se exija a los invitados un determinado tipo de traje.

Normas básicas de vestimenta como INVITADOS:

El traje de media gala o media etiqueta suele ser el más adecuado y se puede utilizar tanto con corbata como con pajarita, aunque la pajarita siempre mejor para la noche.

Debemos tener en cuenta siempre el HORARIO en el que se celebra la ceremonia:

Si es por la mañana o durante el día, es recomendable un traje de color claro, como gris o azul y en el caso de que os atreváis con tonos neutros, si están bien combinados, pueden quedar muy elegantes.

Si la boda se celebra por la tarde o por la noche se deberá optar  por trajes de colores oscuros: azul marino, negro o gris marengo. Aunque si elegís el traje en negro, pensad que siempre quedará más elegante el esmoquin, siempre y cuando sea adecuado a la etiqueta de la boda. Apliquemos el sentido común.

El LUGAR también es importante. Una boda en el campo requiere, posiblemente, un traje menos elegante a no ser que se trate de una boda en una casa o  en una finca donde se exija la etiqueta habitual. Si es en la playa, las normas pueden relajarse del todo, aunque nadie debe presentarse en una boda sin corbata o chaqueta si los contrayentes no lo han decidido y comunicado previamente.

Los tejidos en el verano siempre deberán ser más ligeros para que haya una transpiración efectiva.

Normas básicas de vestimenta para los NOVIOS:

Por supuesto, los novios marcan la etiqueta de la ceremonia o la no- etiqueta y todos los invitados deberán seguir esas pautas.

Pero si se trata de una pareja clásica, un traje que cumpla con las normas anteriores y algún adorno en la solapa, como un  buttonier  o un pequeño adorno floral, para que se distinga a los novios del resto de los invitados, será perfecto.

Los novios más convencionales y que quieran una boda de etiqueta, deberán vestir de chaque, así como el padrino o los testigos.

En el campo o en la playa queda, de nuevo, al gusto de los contrayentes, aunque se debe avisar a los invitados si se va a hacer una boda ibicenca o en plan hippy, por aquello de que no se queden totalmente excluidos respecto al resto de los asistentes.


ELEMENTOS FUNDAMENTALES:

Corbata: Nunca debe faltar en un traje de hombre. Debéis elegir una corbata que vaya con el estilo del traje y que combine perfectamente con el color de la camisa. De rayas, pequeñas florecitas o animalitos, es recomendable evitar las lisas de colores brillantes en contraste con la camisa.

Camisa: Imprescindible siempre que sea de manga larga. Blanca, azul cielo, con rayas prácticamente imperceptibles o de cuadrito vichy, pero siempre que sea en tonalidades muy claras. Se deben evitar las camisas en tejidos brillantes como raso y de colores como negro o rojo, si no queremos parecer los componentes de un grupo caribeño o mafiosos de la camorra italiana.

Zapatos: Siempre de piel y mejor si son de cordones, tipo inglés. Deben combinar con el traje, sobre todo con el pantalón. Pueden ser negros, o en un tono cuero, aunque en este último caso, elegirlos de gran calidad.

Por supuesto, siempre limpios y nuevos, nunca arañados, sucios o desgastados.

Cinturón: Clásico, sencillo y con una hebilla discreta a juego con el color del traje o los zapatos. Utilizar tirantes en lugar de cinturón te dará un toque de distinción

Pañuelo: Se lleva en el bolsillo de la chaqueta y es totalmente opcional. Puede ser liso o estampado, haciendo conjunto con la corbata.

Reloj: Clásico y sencillo.  

NO TODOS ESTAMOS HABITUADOS AL TRAJE. NORMAS BÁSICAS: 

Nos parece que la chaqueta más elegante es la de dos botones. Ten en cuenta que nunca se debe abrochar el botón de abajo y si la eliges de tres botones, tampoco. En el caso de que sea de un solo botón, mantén la chaquete siempre abrochada.

Nunca debemos de quitárnosla ni durante la ceremonia, el banquete o la celebración. Las mangas deben permitir que se vea un centímetro o centímetro y medio de la manga de la camisa y el cuello debe asomar siempre un centímetro por encima de la chaqueta.

Y, por supuesto, hay que elegir un traje cuya chaqueta se adapte bien a nosotros, nunca apretada ni pequeña.

El largo del pantalón nunca debe sobrepasar el empeine.

Y ya, lo único que queda, es naturalidad y una estupenda sonrisa.

Esperamos que con estos consejos seáis los invitados más elegantes y los novios más glamurosos.

¡A pasarlo bién!

El Equipo de TWP

portada

blog

facebook

instagram

contacto