Seleccionar página

Javier Melús

Iconos Revisados


Todavía recuerdo, hace mucho tiempo, cuando con apenas 16 años cogía mi caballete, mis pinturas, toda la ilusión del mundo y me marchaba al campo de mi Navarra natal para plasmar en mis lienzos todos los paisajes que mi vista podía abarcar. Lo pintaba todo… calles, árboles, ríos o montañas. Mi información autodidacta me obligaba a investigar y a experimentar todas las técnicas y todos los estilos. El paso del tiempo y la influencia de pintores tan importantes en mi carrera como Basquiat, Warhol o Equipo Crónica, hicieron que cambiara el bodegón por un bote de Colón y el paisaje de mi tierra por Batman, Tin Tin, el pato Donald o Mickey. Comencé una constante búsqueda por llegar a un punto cómodo en la creación artística, experimentando con todo tipo de materiales y técnicas; todo era procesado para definir el carácter de mi obra.

En la actualidad mis cuadros son el reflejo de mi vida; la publicidad, la moda, el arte urbano, el cómic, la televisión, el diseño gráfico, la música y… cómo no… infinidad de iconos de la cultura del Pop Art; todo es procesado y plasmado en mis creaciones. Cuadros con una gran carga visual en los que la ironía, el humor y la ambigüedad están muy presentes. No hay en ellos un mensaje determinado, lo cotidiano es lo verdaderamente importante y el espectador es, realmente, el que tiene que hacer la interpretación de lo que ve.

Me considero un urbanita. La gran ciudad me ofrece infinidad de estímulos, ideas, temas, datos, imágenes y escenas y yo solo tengo que ordenarlo y plasmarlo en mis obras. Pinto sobre tabla (acrílicos, sprays, collage o esténcil) porque necesito un soporte que se asemeje a la dureza de una pared, de un muro o de una puerta, e intento que la base de mis creaciones parezca un trozo de esa calle decadente llena de carteles viejos y desgastados.

portada

blog

facebook

instagram

contacto