Seleccionar página

¿Hacemos un Calendario?

calendario boda the wedding planet magazine

 

Este es un artículo dedicado a aquellos medianamente organizados que, aunque suelen preparan las cosas con antelación, a veces necesitan una ayudita para no perderse por el camino. Si vuestro caso es que habéis decidido casaros anoche y mañana ya lo tenéis resuelto, los amigos invitados y el cenorrio organizado, podéis ahorraros el rato de leerlo.

Cuando uno decide casarse, normalmente toma la decisión  a meses vista con el ánimo de poder organizar todos los preparativos. Desde dónde celebrar la ceremonia, con el papeleo correspondiente,  al lugar del banquete posterior, pasando por el envío de las invitaciones, elegir las flores, decidir los trajes, comprar las alianzas y otras cosas que, aun pareciendo muy simples, son importantes.

Parece que el tiempo puede estirarse, pero todo el que ha estado inmerso en una situación similar, sabe que los días galopan superponiéndose unos sobre otros y, llegado el momento en que somos conscientes de que queda algo así como una semana, tenemos todo manga por hombro y un estrés para internarnos en una clínica de reposo.

Por eso y aunque suene un poco pesadito y hasta cursi, hacer un calendario con objetivos realistas, es una medida inteligente que nos quitará muchísimos problemas de encima, además del susodicho ataque de nervios permanente.

Es efectivo organizarlo de tres en tres meses…y luego con la velocidad de un rayo estelar…

 12 a 9 meses antes de la boda. Entiendo que es el momento de elegir la fecha definitiva y por lo tanto buscar un sitio en el que os digan que sí pueden en esas fechas. A veces es un Ayuntamiento y otras un sitio particular, pero hay que contar con la presencia de alguien autorizado para casaros. En muchos sitios de celebración ofrecen la posibilidad de que el concejal de turno se acerque para oficiar el enlace. Fundamental, reunir todos los papeles que se necesitan para poder solemnizar el matrimonio y obtener el deseado Libro de Familia.

Después deberíamos decidir cuantas personas vamos a invitar (ahí siempre surgen algunas diferencias) y como queremos que se desarrolle la boda: tipo de ceremonia, tipo de celebración…

9 a 6 meses antes de la boda.  Además del sitio, normalmente hay que elegir los menús del banquete para los invitados. Y este es el momento. Si vais a celebrarlo en un sitio particular…casa de familia, amigos o la vuestra propia, contar con el servicio de un buen catering es suficiente. Pero que sea bueno y profesional, lo digo por experiencia. En una celebración familiar contraté un servicio de catering que, además de servirnos maravillosamente, me dejó la casa más limpia que la tenía. Y eso, cuando uno anda mucho más que cansado, es una auténtica bendición. Este también es un buen momento para organizar la luna de miel. Aunque las Agencias de Viajes son muy eficientes, en ocasiones decidimos casarnos en el momento más álgido de movimientos turísticos y encontramos que el destino elegido está como el campo del Bernabéu un día de partido contra el Barça. Así que reservad billetes, hotel y actividades con todo este tiempo.

6 a 4 meses antes de la boda. Seguro que querréis un buen fotógrafo y normalmente están súper ocupados.  Da igual que sea amigo o contratado en una agencia, pero reservar ahora sus servicios es más que acertado. Estableced un presupuesto dependiendo si solo fotografiará la boda o también la celebración. Si sois exigentes con la música y además os apetecen ciertas cositas como un photo-call para vuestros invitados, va siendo el momento de localizar estos servicios y en el caso de querer contratar un DJ, ir avisándole. Igualmente recomiendo elegir las invitaciones, escoger una floristería que se ocupe de la decoración del banquete y si, además os apetece un coche chulo para moveros ese día, es un momento estupendo para contratarlo.

De 3 a 2 meses antes de la boda. Imprescindible comprar los trajes porque así, si hay que hacer arreglos, queda tiempo. Corbatas, zapatos y todos los complementos, es mejor que se aburran una temporada en el armario a que tengan que ser buscados en el último momento con la lengua fuera y los ojos desorbitados. Si ya habéis elegido las alianzas encargad que os las graben y… ¡otras que van al armario de la tranquilidad! Este es el momento perfecto para enviar las invitaciones para que los amigos se organicen. Mucho más si habéis decidido casaros en la playa o fuera de vuestra ciudad.

1 mes antes de la bodaSi habéis decidido viajar fuera de España hay que renovar pasaportes o D.N.I. Es un trámite pesadísimo pero hay que hacerlo con tiempo. Dedicad un ratito para ver cómo se van a sentar los invitados para que no haya confusiones.

Dos semanas antes de la boda. Es, sin duda, el momento de comprobar todo; Papeles, trajes, alianzas y viaje de novios confirmado. Menús, DJ, Fotógrafo y cuantas variantes hayáis contratado. Recomiendo un fin de semana en un hotel de vuestra misma ciudad para relajaros sin hacer nada y un tratamiento de lujazo para estar más que radiantes. Todos los tratamientos buenos dan mejor resultado a la semana o diez días.

El día antes de la boda. ¡¡El último día!!… despertad tarde, desayunito más que apetecible vagueando, baño tipo Cleopatra, sofá, mucha agua, comiditas ligeras para no hincharos y poco alcohol, que ya mañana acabaréis con el mapa de La Rioja… una peli tranquilita y ¡a dormir!

Día cero. Nada de nervios, por favor…muchas risas y a disfrutar de la boda y el fiestón con todos vuestros amigos…¡¡Enhorabuena!!

portada

facebook

instagram

contacto