Seleccionar página

Prepara tu Casa para el Otoño

Gaby Calderón – Home Organizer


 

Se acabó el verano, las vacaciones playeras y las actividades al aire libre. Los días comienzan a ser más cortos, la luz es más suave, las temperaturas bajan y apetece más quedarse en casa los fines de semana y más si es en buena compañía. Ya sea con vuestra pareja o con vuestros amigos, apetece organizar cenas ante una buena mesa o tertulias acurrucados y calentitos en un sofá.

Es la época perfecta para mirar dentro de casa para renovar algunas cosas y prepararnos para la estación más fría del año. No hace falta ponerlo todo patas arriba…con algunos detalles, el otoño se meterá hasta dentro para que os sintáis en un ambiente de lo más acogedor…sin pasarse, por favor, que no necesitamos recrear una cabaña del bosque.

Es importante comenzar con una buena limpieza y organización. Si tenéis ropa de cama de verano como sábanas de lino muy frescas o colchas ligeras, es el momento de guardarlo todo y recuperar de los altillos las mantas y los almohadones de tejidos cálidos. Respecto a la mesa, es hora de quitar las vajillas con motivos marineros o estampados campestres, los cubiertos de colorcillos estivales y los vasos de sarao nocturno frente al mar.

Organiza y limpia completamente los armarios y cambia la ropa de verano por la de invierno. Es una tarea tediosa pero reconforta y facilita las cosas cuando hay de salir pitando por la mañana y así no tener que disfrazarse con prendas de verano bajo chaquetones o abrigos. Parece que no, pero el frío llega de repente y conviene estar preparado.

Desempolvad las alfombras que habíais recogido en verano y extenderlas. Si tenéis chimenea poned grandes almohadones frente a ella para poder tumbaros y relajaros.

En el salón, podéis poner mantas sobre los brazos del sofá o en alguna cesta amplia a los pies para que estén a mano. Mejor si son de colores otoñales, como amarillo o naranja, tonos tierra o rojos profundos. Llenadlo de almohadones de tejidos suntuosos como terciopelo, cachemir, lana o pelo falso de animal. Además basta con comprar las fundas, aprovechando los rellenos que ya tengáis. En la mesa de centro algún adorno floral bajo, para que no entorpezca la charla y que podéis realizar vosotros mismos con ramas, frutos y hojas. Y no hace falta salir al campo si no os gusta…la ciudad está llena de parques fabulosos donde encontrar de todo mientras paseáis al perro, por ejemplo.

La mesa de comedor es un lugar perfecto para organizar un decorado otoñal. Centros con calabacitas pequeñas, hojas, velitas, frutos… Un mantel cálido, servilletas de tela y vajillas y cristalerías con algo más de peso.

En los dormitorios vestid las camas con edredones o colchas de lana, mohair o cachemir…añadid varias capas de distintos grosores y calidades y acompañadlo con almohadones cómodos y amplios. Podéis colgar pequeños adornos DIY en los pomos de los armarios o en las llaves de cómodas o aparadores.

Finalmente aconsejo una iluminación cálida con lámparas bajas repartidas por toda la casa…incluidos baño y cocina, que se pueden adornar también con pequeños detalles aunque no deben estorbar ni dar sensación de agobio.

Este es el momento de comprar algunos buenos ambientadores, y digo buenos porque no sirve cualquiera. Son muy recomendables los de aroma de canela, manzana, vainilla o te chai. Llenad las mesas con velas aromáticas pero ¡encendedlas!… que es un clásico lo de tenerlas de adorno y no usarlas…el olfato es el sentido más evocador, sin duda, y entrar en una casa que huela maravillosamente es una sensación deliciosa que no se olvida. Y si queréis rizar el rizo, coced canela, clavo y pieles de manzana a fuego lento antes de que lleguen vuestros invitados…El aroma invadirá toda la casa y no querrán salir de allí.

¡Feliz Otoño a todos!

portada

facebook

instagram

contacto