Seleccionar página

Gourmet

El Chef José M. Sánchez recomienda…

En este número, para  celebrar que febrero el mes del amor y que  la primavera se inicia en marzo, nuestro chef favorito y colaborador habitual de la revista, nos presenta al rey de los crustáceos: el Homarus Gammarus, conocido vulgarmente como Bogavante.  Durante años le hemos dado la espalda por temor a su elevado precio pero, al final, todo se queda en leyenda y hoy  en día pagamos más  caro el kilo de unos vulgares langostinos que el de nuestra estrella del mes. De carne blanca, jugosa y firme, el bogavante  representa en la gastronomía el mar en todo su esplendor. Para esta ocasión Miguel ha creado un primer plato y un segundo muy fáciles de elaborar y, aunque no lo creáis, muy asequibles. Podéis confeccionar un menú “total look” todo a base de este maravilloso manjar o utilizar cada una de las recetas por separado. En cualquier caso, estarán deliciosos…

Gazpacho-de-manzana-con-Bogavante

 

GAZPACHO DE MANZANA VERDE CON BOGAVANTE

Para 2 personas;

1 manzana verde y ácida

½ pepino

¼ pimiento verde

¼ cebolleta

1 bogavante

1 cuchara AOVE y ½ de vinagre de jerez

Huevas de salmón para decorar

-Dejamos cocer el bogavante entero en agua salada con laurel durante 12 minutos. Una vez que este frio, lo cortamos en dos a  lo largo, le rompemos las pinzas para solo dejar la carne y lo guardamos en la nevera.

-Preparamos un gazpacho tradicional salvo que sustituimos el tomate por la manzana verde. Le hemos quitado el ajo porque es mucho más romántico mantener la boca fresca cuando uno cena con su amor…

-En un plato hondo disponemos un buen cucharon de gazpacho de manzana y encima  una mitad de nuestro bogavante con su pinza. Adornamos con unos montoncitos de huevas de salmón y ya que es primavera, por qué no, una flor de pensamiento.

Papardelle-con-Bogavante

 

PAPARDELLE CON BOGAVANTE

Para 2 personas

300 gr papardelle (si puede ser pasta fresca mejor, si no, tagliatelle)

20 tomates cherry

1 vaso de vino blanco

1 bogavante

15 hojas de albahaca

Empezamos cortando el bogavante en dos partes a lo largo y le rompemos las pinzas. Lo untamos de mantequilla salada y lo disponemos en una fuente para hornear con un poco de agua en el fondo.

Sumergimos los papardelle en agua salada e hirviendo durante 5 minutos.

En una sartén profunda tipo wok, salteamos los tomates cherry cortados en dos con un poco de aceite de oliva hasta que se ablanden y  suelten un poco de su jugo.

Añadimos el vino blanco, un poco de pimienta y los papardelle.

Ponemos el bogavante en el horno 6 minutos a 220 grados.

Retiramos el bogavante y mezclamos el caldito del fondo de la fuente del horno con los papardelle

Ponemos a hervir nuestra pasta 2 minutos para que absorba los aromas y al apagar el fuego le añadimos la albahaca sin parar de remover.

Para servir, ponemos la pasta en el centro de cada plato y por encima media cabeza de bogavante, su cuerpo y su pinza.

Una recomendación afrodisiaca: añadir un par de guindillas.

Fotos cortesía del Chef José M. Sánchez

portada

facebook

instagram

contacto