Seleccionar página

Gay Village

Manchester

 

La ciudad de Manchester es un ejemplo de respeto y tolerancia en el Reino unido. No es de extrañar que en una ciudad como ésta se encuentre el barrio gay más famoso de Inglaterra, si exceptuamos el Soho londinense: la Gay Village de Manchester, un lugar agradable y acogedor para pasar la tarde o disfrutar de su animada y divertida noche.

Ubicado alrededor de Canal Street, una calle construida junto al Rochdale Canal en 1804 y, aprovechando que la industria del algodón colapso en los años sesenta del siglo XX, los homosexuales y las  prostitutas se daban protección mutua frente a la policía, formando parejas ficticias en pubs como el New Union. De esta manera los primeros podían conocer a otros hombres y las segundas trabajar en un lugar más seguro.

gayvillage-manchester

 

Con la legalización de la homosexualidad, en el año 1967, se abrieron nuevos establecimientos pero, aunque permitida, la homosexualidad estaba muy lejos de ser bien vista y mucho menos aceptada. La policía seguía ejerciendo una presión que, en ocasiones, sobrepasaba los límites de la legalidad y los homosexuales tenían que reprimir sus tendencias la mayor parte del tiempo. Para mayor desgracia, los años ochenta estuvieron marcados por el SIDA, lo que estigmatizó aún más al colectivo. Pero ante esta adversidad, la comunidad de la Gay Village se unió en una espontánea vigilia en 1989 que terminaría derivando en la celebración del Manchester Pride, el orgullo gay. De todo aquello podemos encontrar un recordatorio en el Beacon of Hope,  el único monumento permanente del Reino Unido para las personas que viven con el VIH o el SIDA y las vidas perdidas. La escultura, una columna de acero decorada diseñada por Warren Chapman y Jess Boyn-Daniel, fue erigida en el año 2000.

El espaldarazo final al barrio llegaría a través de la televisión; el barrio se hizo mundialmente conocido gracias a la famosa serie  producida por Red Production Company  para la cadena inglesa Channel 4 y que se emitió en 1999, “Queer as Fork”, que narraba la vida  de cinco hombres gay y una pareja de lesbianas,  abordando sin censura y con total franqueza el estilo de vida de estos homosexuales de clase media, mezclando sexo, drama, pasión y humor.

Hoy en día,  el barrio mantiene un ambiente fantástico y es el perfecto lugar para callejear y disfrutar de una tarde deliciosa en cualquiera de sus terrazas alrededor del canal. Pero si prefieres bailar hasta la madrugada y dejarte llevar por el más puro disfrute, la Gay Village de Manchester no te dejará indiferente.

portada

facebook

instagram

contacto