Seleccionar página

revista de arquitectura

Pepe Leal

Uno de los grandes

revista de arquitectura

 

Pepe Leal es uno de los decoradores españoles más importantes y con más proyección internacional. Licenciado en Historia del Arte, completó su formación en Inglaterra realizando distintos cursos de interiorismo en la Escuela Politécnica de Londres y ya, a su regreso, su primera exposición en Casa Decor 98 le hizo ganarse el respeto de la crítica y obtener un sitio privilegiado en el mundo de la decoración, donde se mantiene desde entonces realizando cada año proyectos de gran importancia. Entre los más recientes destacamos el de los restaurantes Chic Sushi y Huerta de Carabaña o el impresionante antiguo Invernadero en el centro de jardinería Los Peñotes en La Moraleja.

De sus múltiples participaciones en Casa Decor, cabe destacar los premios recibidos como mejor proyecto y premio del jurado en 2016 y finalista con el espacio Origami para Loewe en 2018. Entre otros premios, destacamos el premio de la Revista Interiores a la trayectoria profesional en 2017 y en 2018 el premio AD al Interiorista del Año.

Tu trayectoria es absolutamente impresionante… Premios, reconocimientos y presencia de tus proyectos en los acontecimientos más importantes de decoración, editoriales, prensa internacional, etc. Con todo este bagaje ¿Sigues estando accesible para un cliente que entra por la puerta de tu showroom o se te hace casi imposible?…

¡Por supuesto que si! El reconocimiento está muy bien, te ayuda a compensar todo el esfuerzo para seguir en este trabajo, pero nunca nos olvidamos que el éxito está hecho de atender también esos proyectos pequeños. Obviamente puede haber épocas en el Estudio en las que estamos más ocupados que otras y entonces sí que damos prioridad a los grandes o los más mediáticos.

Me declaro una gran admiradora tuya, me encanta todo lo que he visto firmado por ti y me pregunto si tú también te emocionas cuando contemplas tu obra…

Jajajaja ¡pues no! Todo lo contrario. Soy muy perfeccionista y tiendo a sacarle “peros” a todo lo que hago. Es una manía que viene desde pequeño. Aunque también debo confesar que, ha habido veces , en las que he entrado algún tiempo más tarde en un espacio decorado por mí al que llevaba mucho tiempo sin ir y me he quedado totalmente sorprendido pensando … ¿esto lo he hecho yooo?

La decoración es un arte porque…

No creo que sea un arte aunque si tiene un componente muy artístico. Cuando yo decoro trato los espacios como un gran lienzo en el que mezclo hasta buscar un equilibrio entre texturas, color, volúmenes… Esa forma mía de decorar o resolver un espacio sí que puede ser en muchas ocasiones artística, por lo que tiene de creativa y de expresiva.

Pero no olvidemos que lo importante es que los espacios o los objetos (en el caso de diseño industrial) cumplan su función. Esto pasa también en moda; no vale la creatividad u originalidad por sí misma; un buen diseño debe funcionar. Detesto los proyectos en los que los interioristas se olvidan de esto y buscan lo bonito por lo bonito, sin que luego el espacio o el objeto cumplan su función; es decir, que no tengan el equilibrio perfecto entre función y forma. La balanza no debe estar demasiado hacia un lado solo.

Y si no hay arte se convierte en…

Es lo que explicaba en la respuesta anterior…. En realidad, esto sería que la balanza está demasiado inclinada hacia el lado práctico o funcional y no compensada con la parte artística. Por eso es tan importante el equilibrio entre los dos. Los espacios o los diseños de objetos deben de alguna manera transmitir como en el arte, una emoción.

Este es un país de grandes decoradores como tú, pero el español en general… ¿crees que se interesa por la decoración de su casa?

Creo que todavía estamos a años luz de otros países. Intención, la verdad, es que existe y cada vez toma más fuerza la importancia del hábitat, del espacio que le rodea a uno.

A colación de esto…ésta es una materia a la que la gente le cuesta horrores admitir que no tienen ni idea. Todo el mundo se cree capaz de organizar un espacio y de decorarlo, pero la verdad es que es algo que no es tan fácil como parece. El entender la decoración o el interiorismo como una profesión es algo bastante reciente y gracias a dios para nosotros, la demanda está aumentando. Ahora hay tantos decoradores como patinetes pero, afortunadamente, también hay más personas interesadas en contratar a uno.

Siempre quisiste dedicarte a esto, lo deduzco por los caminos que fuiste tomando para poder conseguirlo… ¿Pensabas entonces que llegarías a ser el grandísimo profesional que ahora eres?…

¡¡Para nada!! La decoradora en casa era mi hermana Maria, pero es verdad que a mí me dejaba con la boca abierta cada vez que decoraba algo. Tenía un don natural. A mí me gustaba la moda, aunque estudie historia del arte porque a mis padres les dio un patatús cuando les dije que quería ser diseñador y casi que me obligaron. El resto fue un cumulo de casualidades y acabe siendo decorador. Lo de imaginarme gran profesional, no sé, pero siempre tuve muy claro que quería llegar lejos. Por una cosa o por otra, nunca he pasado desapercibido.

¿Tu showroom es tu escaparate al público o te representan mejor los proyectos realizados?…

Bueno, creo que los dos me representan. Los proyectos quizá más a mis clientes, porque es como entiendo el interiorismo … al final es crear espacios para ellos, no para mí.

Has tenido una presencia muy activa en televisión. Primero en Reforma Sorpresa y ahora como juez en Masters de la Reforma… ¿Cómo ha sido esta experiencia? ¿Te ha parecido que puede ser un medio para dar oportunidad a buenos decoradores que, de otra manera, tendrían más difícil despuntar o crees que es un espectáculo mediático sin más?…

Bueno, creo que es una mezcla de los dos. Obviamente es mediático y en televisión se busca eso. Pero, desde luego, la difusión que tiene la televisión sigue siendo la más efectiva y por tanto una excelente plataforma para promocionar tu trabajo y llegar al público.

Mi experiencia ha sido muy positiva. Es un medio en el que me siento cómodo, me encanta transmitir y contar historias por lo que encajo muy bien en televisión. Además, no me asustan nada las cámaras. De hecho me gustaría tener mi propio programa de televisión para acercar la decoración al gran público. Creo que mi última intervención en Masters de la Reforma descuidó un poco este aspecto didáctico que puede tener la televisión, concentrándose más en el reality casi de los 90’s. Un fallo para mí.

Como existen multitud de todo tipo de canales de televisión, ha surgido una especie de moda de programas sobre temas de decoración con mejor y peor suerte. Algunos son verdaderas aberraciones pero supongo que tienen su público. ¿Crees que esta tendencia (me refiero a los programas de baja calidad) abarata la profesión o no os afecta en absoluto?…

Creo que, como en todos sitios, hay bueno y malo; y, por tanto, no creo que malos ejemplos afecten a buenos. Lo importante es que tomemos consciencia de lo importante que es rodearte de un espacio equilibrado y bonito e, indirectamente, que se valore nuestra profesión. Creo que como tenemos nuestra casa afecta mucho a nuestro estado de ánimo y, hasta si me apuras, a nuestra felicidad.

Déjame hacerte una pregunta incómoda… ¿Hay algún estilo, moda o tendencia en decoración que te parezca imposible?…

Depende del momento; me suelo cansar muy pronto de los estilos decorativos. Pero más que de las tendencias o estilos, es de los proyectos mal resueltos. Para mí, al final, lo importante es lo que transmite un interior… puede ser muy mínimal o muy recargado pero si está bien resuelto, proporcionado y con estilo, seguro que me gusta.

Cuando la gente decía “Sobre gustos no hay nada escrito” mi padre, que era decorador, contestaba que había enciclopedias escritas sobre el buen gusto. Es decir, que siempre mantuvo que hay buen y mal gusto… ¿Qué opinas al respecto?…

Efectivamente hay mucho escrito. Aunque sobre todo hay mucho escrito sobre proporción, volúmenes, teoría del color, historia del arte, arquitectura… pero el “gusto” es algo más abstracto y muy difícil de definir. Y esto es algo que llevábamos años discutiendo. Pregunta tópica de todo lo relacionado con la moda, la decoración, la gastronomía, etc. “¿qué es tener buen gusto?” Creo que al final todo lo anterior, es decir el conocimiento de todas las disciplinas artísticas y su evolución en nuestra historia, es lo que forma tu gusto. Creo que hay que ver mucho para desarrollar ese ojo que te da una sabiduría y un cierto poso que te ayuda a diferenciar lo que es de calidad y lo que no.

El buen gusto tiene muchas caras y las tendencias decorativas pueden ser diferentes pero válidas siempre que el denominador común sea ese, el buen gusto. ¿Estás de acuerdo?…

No entiendo muy bien tu pregunta… no sé qué es una “ tendencia decorativa valida” ni quien otorga ese distintivo . Al final hay tendencias que encajan mejor con nosotros mismos y otras que no.

¿Hay algún proyecto al que hayas dicho no porque era claramente contrario a tu estilo?…

No. Me adapto a todo aunque hay habido veces que el resultado no ha sido el esperado por ambas partes.

Cuando tu trabajo es tan exquisito y está tan maravillosamente valorado ¿es difícil llegar a un acuerdo con un cliente que quiera un proyecto tuyo pero manteniendo su idea? Esto lo pregunto porque algunas personas mantienen que los decoradores, en ocasiones, os olvidáis de los habitantes de la casa…

En mi forma de entender el interiorismo o la decoración (yo no distingo entre una y otra) todo pasa por tener muy presente al cliente; quizá por eso mis proyectos son tan variados. Es como hacer un traje a medida. Tengo en cuenta la proporción del espacio, los defectos a ocultar y las virtudes a destacar pero, sobre todo, la personalidad del cliente; su mundo y sus gustos para que sea el perfecto hábitat para él.

 ¿Te has encontrado alguna vez con el caso de que el cliente y tú no teníais ni una idea en común? Y si es así ¿cómo lo habéis solucionado?…

Muchísimas veces, por no decir la mayoría .Yo intento abordarlo de una manera muy profesional. Estudiando su perfil, viendo donde y como viven y entonces ordenar sus ideas para que todo sea más coherente y equilibrado. Muchas veces su manera de vivir, de definir el espacio en el que uno vive no tienen nada que ver conmigo, pero se perfectamente lo que a ellos les encajaría.

¿Qué proyecto que te encantaría realizar está aún sin cumplir?

Uff… muchísimos… La casa de Madonna o de Tilda Swinton, una iglesia, un hotel de 20 plantas en Kuala Lumpur, el yate de Valentino, un resort en los Haitises, etc. etc.

De lo que ya has realizado seguro que tienes algún favorito…ese del que te sientes profundamente orgulloso…

Es como preguntarle a una madre cuál es su hijo favorito. Todas lo tienen pero nunca lo dicen ¡jajaja!…

Nuestra revista va dirigida, entre otros, a personas que comienzan una vida en común ¿Qué consejo darías a aquellos que compran su primera casa y desean decorarla atendiendo a los gustos de los dos, a las necesidades de ambos y a su presupuesto?…

Que mantengan la calma. Idealmente que llamen a un profesional; alguien que les guste lo que han visto de él o ella y que, una vez aclarado qué casa querrían, le dejen totalmente trabajar, confiando ciegamente en el criterio de su decorador/a.

Supongo que tendrás proyectos fabulosos para este 2020…

Siii… algunos de ellos por confirmar… desde un hotel en Mallorca, las franquicias de un restaurante japonés que hicimos y, por fin, el parador de Veruela con Erico Navazo.

Y finalmente, comentarte que es un verdadero honor poder entrevistar a un magnífico profesional como tú en nuestra revista…

Muchas gracias ¡ El honor es mío!

twp magazine

revista de arquitectura

 

 

Castelló, 64. Semisótano
28001, Madrid

Tel.: 34 91 531 41 14
pepeleal@pepeleal.com
www.pepeleal.com

Fotos cortesía de Pepe Leal

Revista Arquitectura

portada

facebook

instagram

contacto